viernes, 28 de marzo de 2014

Comenzando

Cada vez que me propuse una dieta, fracasé. Solamente una vez tuve el atisbo de ser flaca, con una nutricionista que era psicóloga del alimento casi, la gran pequeña Lía. Y como buena gorda, volví una vez, cuando de nuevo parecía el hermano menor de Michelin, no le di bola, y acá estoy, hecha un lavarropas, un pochoclo depresivo que cada vez come menos y engorda mas. Las viejas siempre me decían, adelgazá ahora, dale, que ahora es fácil y yo me reía. Pero la realidad es que hoy, a los 35, me cago de hambre y bajo 300 gramos por semana. A los 20 era mas fácil... Viejas de mierda!!! tenían razón!!! Lo bueno de todo esto, es que uno puede volantear, a pesar de haber chocado varias veces, y empezar de nuevo.
Hace al menos 15 días, empecé a vivir con Ravenna. Siempre pensé que era imposible, pero la verdad es que se hace llevadero. Espero poder seguir, y seguir, y seguir, porque hoy en día tengo que bajar como 40 kilos mínimo, para dejar de ser pop corn, y ser parecida a un ser humano. Espero autoinspirarme, ser sincera conmigo, y con el que lea, si es que lee alguien. Es un espacio mío, de libertad, donde van a ver una cantidad grande de puteadas (ademas de gorda, soy puteadora compulsiva). Veremos como me va en esta oportunidad. Bienvenidos al mundo de mi dieta.