lunes, 16 de mayo de 2016

Injusto

Hay gente que pasa toda su vida con su gente alrededor. Mi familia no es una de ellas. Otra vez alguien querido al borde de la muerte. Otra vez el puto cáncer cortando la esperanza de alguien que quisiese ver a sus nietas cumpliendo 15 años, tener tiempo de malcriarlas, poder hacer todas esas cosas que no hizo porque estaba muy ocupado intentando atajar todas las pelotas que le tiraba la vida. La putísima madre..... A veces no entiendo el llanto desconsolado cuando muere una persona de 90 mil años... Y es porque en mi familia, la muerte pasó tantas veces.... Mi hermanito, que no llegó siquiera a ponerse la mudita que le habían comprado para salir de la clínica. Mi cuñado, chiquito, que no pudo siquiera llegar a los 30. Mi viejo, que a los 66 tenía ganas de seguir viviendo, de conocer a otros nietos que aun no tenían cara, mis tías, primos, la puta madre, una lista demasiado larga y pesada. Abuelos y nonos, ya del otro lado. Al nono ni siquiera le vi la cara.....
Cada día de mi vida lo quiero pasar como hoy? Vale la pena luchar y luchar para que después venga la parka y te borre de un plumazo?
Estoy sencillamente dolida, solo espero paz, para esa alma que deja el cuerpo por algo mejor.
Eso espero.