martes, 21 de abril de 2015

Cada día más cerca

Cada día estoy más cerca de alcanzar mi sueño de ser empresaria, asesora, otra cosa más, a mi larga lista de deseos que escribo y actualizo todos los días. Cada día soy mejor en un montón de cosas, y entiendo que en otras debo empeorar (ying y yang, equilibrio, homeostásis, una de cal y otra de arena, lo que sea).
Cada día entiendo más que el mundo no va a cambiar de acuerdo a la cara con la que me levante, y que soy yo la que tiene que ayudar al mundo a ser un lugar mejor para estar en él. Cada día me replanteo un millón de cosas, confirmo algunas y cambio otras, que la vida es un cambio constante ya lo sabemos todos.
Todos los días me levanto con la firme esperanza de solucionar algún problemón, o un problemita, pero solucionar algo. De a poco, muy de a poco, me quiero algo más que antes. Me entiendo y me respeto, aprendo a aceptar las cosas más fuleras que tengo, y a apreciar como tesoro las cosas buenas. De algún modo, voy a llegar a conseguir lo que quiero, y darme cuenta de lo que quiero realmente.
Me quiero querer más, y aceptarme. Y si nunca llego a ser flaca? Me voy a seguir flagelándo de por vida? Voy a seguir mirando esta panza con asco, como si fuese un alien que vive adentro mío? Que pasa si sigo siendo un tonel hasta el final de mis días? Voy a permitir que algo tan pelotudo me quite la sonrisa? No señores. Mi próximo objetivo, para ya, para ahora, es ese. Quererme. No debe ser tan difícil, porque aunque soy gorda, soy un encanto!!!!!