jueves, 19 de febrero de 2015

Después de la tormenta, llega la calma

A veces es una frase hecha que le provoca a uno un sentimiento de.... qué hago con este pelotudo? Le parto la cabeza de una patada o le sonrío con tibiedad? Pero ojo, es real. Hoy estoy al borde del colapso, pero feliz. Hay un ciclo que terminar y otro enorme que empezar. Cuando me recibí, termino mi vida de estudiante, al menos de ésta carrera, y a pesar de recibirme bastante vieja, fue todo un triunfo y lo disfruté mucho, como ya les dije en otras oportunidades. Hoy comenzó lo real, y es mi vida profesional, autorizada por la ley, porque sí señores! Tengo matrícula! Ya estoy acreditada y autorizada a actuar por la ley! Estoy muy feliz, y hoy no siento miedo. Siento que me va a ir genial, y que voy a poder triunfar con mi profesión.
Estoy tan contenta!!!!!!!