lunes, 23 de febrero de 2015

Se viene la nutri versión 2015

Mañana a las 18 me verá esta mujer. Es verdad que la estoy esperando como si fuese Sai Baba, o Buda, o el mismísimo Jesucristo caminando sobre el agua.
Espero que sea para mi el hilo de Ariadna que me ayude a salir de este cuerpo gordo en el que estoy atrapada. Esa es mi sensación. Hoy fue un día de esos. Ese es el sentimiento. Tengo en mi nueva ofi, una ventana en la que me reflejo. Me miro cada tanto, cuando me doy vuelta, es inevitable. Y veo una gorda, con una postura de mierda, toda torcida, con un uniforme enorme, una panza enorme. Una cara triste. Por Dios, cuando pasó esto? Yo no me veo todo el tiempo, compré el espejo de cuerpo entero, y todavía no lo colgué en mi casa....no hay peor ciego que el que no quiere ver, y eso es cierto siempre.
Ahora me voy a pintar las canas, no soporto verme el pelo blancuzco asomando por mis raíces. Decadencia pura, la vejez asomando por todos lados.
Uuuuu. Me pintó el bajón. En estos momentos, ni yo me soporto!