lunes, 24 de noviembre de 2014

Lunes en casa

Feriado, y sueño hasta tarde.... No pude ni escuchar el reloj a las 6.30 de la mañana, fue imposible. Tengo tantas cosas para hacer que me quedaron de ayer! Es que siempre me pasa lo mismo, cuando decido limpiar los vidrios de mi casa, el día siguiente llueve y las limpiezas a fondo siempre terminan igual: incompletas!
Todo el tiempo la gente me dice que contrate a alguien para limpiar, pero me da verguenza. Viviendo en un departamento, no, ni loca, por ahora me las arreglo sola.
El lunes al pedo pinta bien, sobre todo para estar encerrados, viendo películas. Espero que sin comer como un oso. Todavía no me decido en empezar la dieta de Ravenna, o la que a mi hermana le está funcionando tan bien. Tengo unas horas para saber. Alguna empiezo, y no voy a parar. Es en mala época, lo sé, vienen despedidas del año y toda la gilada previa a las fiestas. Pero así vaca, no voy a llegar a marzo. Cueste lo que cueste! La habitación de gimnasia era uno de los objetivos para este finde, y está casi lista. Ví a la prima de una amiga que está bajando a puro crossfit, y está genial. Porqué no puedo hacerlo sola? Tengo pesas acá, tendría que intentar correo o patinar un poco, para tener el combo completo. Y si no puedo, voy a inscribirme en un gimnasio. No va mas! El otro plan mañana es dejar este pucho de mierda. Voy a poder con todo. Lo voy a hacer y punto. No puede ser que siempre me ganen los planes y yo quede parada esperando. Lo voy a hacer. Ahora, no en dos meses, ahora. Merezco estar mejor y sentirme bien, y solo depende de mí.