martes, 23 de diciembre de 2014

A quien se le ocurre salir a comprar algo el 23/12???

Como no podía ser de otra forma, a mí! Ojo, me siento acompañada por un montón de boludos como yo, que corrían por las calles, con las caras desfiguradas, como si no tener un regalo de Navidad fuese un pecado. Yo salí a comprar para mi peque, nada más. Y porque estaba en el centro, creo que si no hubiese hecho algún vestido y listo. Me tocó la ergometría, y salió bien! Por suerte no tengo ateromas en la carótida, y la tiroides está perfecta. Dado el gran culo que tengo, el 31/12/14 va a ser el último día de pucho de mi vida. No quiero seguir tirando de la soga, y darme cuenta de que voy a morir por mi expresa culpa. Llevo cinco años de demora, por mi promesa personal, y 8 meses de demora por mi promesa a la Virgen. Año nuevo, nuevos hábitos. A cumplir se ha dicho.
Veremos que nos depara la Navidad, solo espero que pase en paz. Mi día alimenticio fue un desastre! Desayuné y me aventuré a la vida, y después, los quilombos hicieron que no pueda comer hasta las 19 hs. Estaba al borde de la hipoglucemia. Comí, y me dormí. Me desperté renovada, tarde, y por supuesto, ya no da para cenar. Serán poco dos comidas? Seguro que mañana me peso y engordé!!!! Es que soy así, especial!!!!!
Voy a ver que me depara mi creatividad, tengo tiempo de hacerle un vestidito a mi bebé, veremos que sale!