sábado, 20 de diciembre de 2014

Día 4 sin harinas

Hoy comenzó el sábado, mi cuarto día sin harinas. Desde el miércoles, había bajado 400 gramos de mierda que hoy volví a subir!!Creo que si se lo cuento a un gitano, me diría que tengo una maldición!!!! Lo increíble es que no comí nada nada de harinas, pero bueno, estoy acostumbrada a la frustración a esta altura de mi vida. Veo post de gente que pesa la mitad que yo y que bajó un kilo y medio, bien por ellos, pero que pasa conmigo? Pieso que mi cuerpo está cansado, harto, hastiado de tantas dietas. También pienso que si lo estimulo más, con ejercicio, va a reaccionar. Voy a probar eso, creo que estos días me sirvieron para saber que puedo hacerlo, y hacerlo bien, con las porciones, con el tamaño, con todo. Voy a hacerlo por mí, creo que la persona que propuso el desafío de 5 días sin harinas no se da cuenta de la magnitud que tuvo para mí. Saber que lo puedo hacer es una cosa inmensa, no sé si vale la pena en estos días de enormes comilonas, como los que vienen, porque obviamente romperé la cetosis el 24 a la noche, el 31, el 25, creo que no voy a poder renunciar hasta esas fechas y comer a lo chacho: ayer nos juntamos a hacer una especie de despedida del año, y había pan dulce (mi némesis navideña, para el que no lo sabe!) Yo elegí comer una banaba. Y me sentí bien! De verdad que sí! Quiero seguir eligiendo siempre, cosas que no me hagan mal, cosas que me lleven a donde quiero estar. Esto, la dieta, hacer mi negocio y todas esas cosas, son iguales en ese punto. Solo espero poder seguir eligiendo por y para mí!!!