lunes, 22 de diciembre de 2014

La caminata que saca la sarna

Cuando hoy le escribí a Psico a ver si caminábamos, me dijo Siiiiii! necesito descargarme. Más claro echale agua. Es que paso a paso, me va contando sus dramas, las miserias, lo que le va pasando en la vida. Es bastante difícil a veces, porque uno tiene mierda propia. Pero qué mal me puede hacer escucharla? Y cuanto bien le hace a ella? Mi primer día de vacaciones fue positivo. Acomodé un poco mi casa, que suele ser un caos, compré más telas, como si no tuviese suficiente como para coser hasta que llegue el apocalipsis, visité a mi familia o parte de ella, hice trámites de mierda que nunca puedo hacer. Genial.
Tenía la cena lista a las 7 de la tarde, un lujo. a las 8 y algo ya estábamos caminando. Ahora estoy cansada, pero es temprano! Mi tatuador está roto, el tatú quedará para el año entrante. La dieta, perfectamente bien, decidí seguir sin harinas hasta el 24. Veremos que sucede el 24, y el 25, y que sigue sucediendo, la vida no termina en las fiestas aunque la percepción de la mayoría de los mortales sea esa.
Voy a hacer cosas, me queda un rato del día todavía!