martes, 21 de octubre de 2014

Imposibles stilettos

Hoy me traje los stilettos al trabajo, para comenzar a hacer el ablande. Mamma mía! Me quiero cortar los pies directamente! El pie derecho llora, no puedo estar parada. Porqué seré tan imbécil? Porqué compro con los ojos y no con los pies? Será mal de muchas? Me estoy por pedir las almohadillas metatarsales, para ver si así lo soporto.
Día pesado, teniendo en cuenta que la que ayer no vino, hoy vino para estar con cara de ojete. Quedate en tu casa, querida!
Odio la gente que cree que hay que hacerle un monumento por venir a trabajar después de estar enferma. Debería haber conseguido un novio con dinero, para ahorrarse la humillación de todos los que debemos trabajar. Ampliamente pelotuda.
Estoy meditando mi vestido todavía, cuando caigo en la cuenta de que además tengo que comprarme ropa para mi graduación!!!
Qué carajos me pongo? Pensé en una pollera, obviamente negra, y una camisa de gasa. Pensé en ponerme el vestido nonato de la boda, si queda muy bien. Pensé en los dos trajes que se recagan de risa en mi placard. Pienso demasiado y no hago un choto, últimamente. Me voy a armar el molde, o a pintarme las uñas o a caer desmayada en mi cama. Lo que ocurra primero.