martes, 21 de octubre de 2014

Operación vestido: ouch!

Hoy fui corriendo desde el trabajo a una casa donde seguramente iba a conseguir el tan ansiado microtul bordado, para empezar el vestido con todas las de la ley, o al menos, todos los materiales. Efectivamente, tenían lo que yo quería, y cosas mejores aun! La sorpresa no fue encontrar la tela, sino el momento, donde hubiese querido una cámara oculta para verme la cara: el metro de tela cuesta 1200/1800 pesos!!!!! Al cambio de hoy, el metro de esa tan linda tela sale 160 dólares. Están ebrios? Viene con una modista que me toma las medidas y me hace el vestido? La señora me arropa y me hace dormir para que no me estrese? Por Dios! Están en pedo. Con clara razón no había ni una persona, y había al menos 8 vendedores de traje, esperando por clientes. Cuando irán los clientes, porque con esos precios, para entrar ahí hay que ser rico. Así que optaré por usar un plan B, le pondré seda, o algo por el estilo. Todavía sigo sorprendida!
La vida en general va bien, caminé otra vez, veremos si mañana llegamos al puto streetching, necesito urgente una estirada de articulaciones!
Ahora me caigo de sueño, se me hacen demasiado largos los días arrancando a las 5.45 y terminando a la 1 de la mañana... posiblemente muera joven si sigo a este ritmo! Los stilettos son imposibles, los mandé a acortar con un zapatero garantizado por mi psico compañera. Evidentemente, camina porque le sirve de terapia: estuvo la hora compleeeeeeeeeeeeta hablando de sus problemas. A veces estoy de buenas, y otras..... me canso!
Hace mucho que no reflexiono sobre nada, voy a trabajar en eso. La dieta, diez puntos hoy. Que siga mañana, y pasado, y pasado, que tengo que verme menos gorda con el diploma en la mano!!