domingo, 27 de abril de 2014

Almuerzo en familia, peligro de atracón

Y sí, uno no puede negarse sistemáticamente a juntarse tooooodos juntos un domingo al mediodía. Odio las reuniones de los domingos. El domingo es para nosotros dos, déjense de joder. Pero bueno, como no se puede decir siempre que no, hoy nos toca almuerzo familiar. Que harás pequeño saltamontes frente a toda esa cantidad de comida inmensa que hay siempre? Ya anoche hice lío, con la correspondiente factura de dolor de estómago. Fuimos a comer afuera, y ya no estamos acostumbrados a lo que hace el común de la gente cuando sale. "Pueden comer todo lo que quieran". Por Dios, quiero solamente un plato!!!! Es demasiada comida la que sirven, que entrada, que las achuritas, que la provoletta, que la carne, otra ensalada? Comí, y de verdad que después me arrepentí, porque era tardísimo a la noche y me seguía doliendo la panza. Que haremos hoy? Vamos a ver que sucede, no me sirve portarme bien de lunes a viernes y cagarla en dos días. Veremos que hace esta gorda, ante una situación que me resulta bastante incómoda, y encima,  que tiene comida en medio!!