lunes, 29 de septiembre de 2014

La peque se puso en movimiento

Es tan lunes! Pero a pesar del lunes sé que hay cosas para festejar. La semana que pasó recibí la gran noticia de que mi hermana menor se puso en movimiento para deshacerse de los kilos que le sobran. Es un notición! Tiene solamente 26 años, está en una edad en la que una mueve un poco el culo y cierra otro tanto la boca, y el resultado llega rápido. Es así de sencilla la ecuación. Ruego, imploro, espero, que le dé tiempo a su cuerpo a reaccionar y que pueda bajar para encontrar a la mujer que hay debajo de todo eso que se puso encima a lo largo de los años. Espero que persevere, porque es la única manera de llegar a algún lugar, aunque entiendo el sentimiento de laburar sin fin por algo que a veces no llega nunca. Pero estar trabajando asegura paz mental, mejor sentimiento corporal y sin duda, un mejor humor!!!!! 
En una familia donde todas, pero todas las mujeres somos gordas, es muy difícil. Es como un karma imposible de romper. Solamente, hay que entender que no es eso, que es una situación, un momento que hay que pasar y el que nos tiene que dejar un aprendizaje, y primordialmente, que si uno se cuida el cuerpo reacciona bien, agradece y nos regala un mejor estado.
Estamos en momentos diferentes de la vida, ella es mucho más joven y quizá le cueste entender que aunque sea de a pasos chiquitos se puede llegar a  Alaska. Yo ya entendí que lo que haga cada día suma, y que de esta forma voy a encontrar en algún momento un punto de equilibrio donde mi cuerpo y yo vamos a estar contentas. Sé positivamente que jamás voy a ser modelo de ropa interior, y ojo, tampoco me importa. Solo espero llegar feliz y saludable, a un peso donde me sienta una sirena y no una ballena. 
Voy en camino.