miércoles, 25 de junio de 2014

Digiriendo la cena

Hace dos días que me levanto y me doy cuenta de que a pesar de haber cenado hace al menos 8 horas, sigo en plena digestión. Qué metabolismo leeeento, por favor! Siempre me pasa, pero ayer y hoy fue terrible. Levantarse con el sabor de la cena en la boca no es agradable. Será por eso que lo que al mundo le lleva unas horas a mí me lleva días? Había escuchado una española en youtube, que tomaba un acelerador metabólico que acá, por supuesto no hay, pero que aparentemente como todo, es peligroso. Hay algo que no sea peligroso y que me ayude a bajar kilos? Dios querido, agotadora la vida del gordo! Hoy juega Argentina, y muchos dirán, y que? Eso me pregunto. Una revolución, como si fuese a aterrizar una nave espacial en plaza de Mayo para llevarse a la vieja forra en medio de una cadena nacional. Mucha gente cambió el horario de trabajo por el partido! Después no me jodan, les va a agarrar el apuro cuando termine, y yo a las 4 de la tarde me voy a la mierda, no me molesten! Hoy de nuevo me toca pilates, ya me tiene un poquitín cansada, y me estoy aburriendo: ningún día me duele el cuerpo con lo que hacemos. Eso es señal de que necesito sumar intensidad, pero lo malo es que como los profesores no son profesores y tienen miedo de lesionar y no conocen muy bien que puede pasar, no se animan a dar clases más fuertes...... Uffff......
No quiero gastar un millón de pesos en el gimnasio, y seguir yendo a pilates también, se supone, si todo sale bien, que voy a tener un espacio donde patinar. Eso va a mejorar mi traste y mis piernas notablemente, además de pegarle una acelerada al metabolismo! Eso espero. Así no va más.....
El día está gris, hoy la niebla no permitía ver un metro adelante de la trompa de mi auto, la gente de todas formas está de buen humor, y yo, yo también, a pesar de todo!!!!