viernes, 30 de mayo de 2014

Esto solo empeorará antes de mejorar!

La semana más improductiva del año. Bajé casi todo lo que subí el fin de semana pasado, pero casi, sigo sin retomar los bríos alimentarios para dejar de lado la gordura. Una verdadera bosta. Como el jefe Górgori, estoy atrapada ante una máquina de comidas que no me deja en paz. Tengo hambre, me tiento, toda una cagada. Mi único ejercicio fue malo esta semana, porque de las dos clases pedorras que hago me cancelaron una! Increíble. Acabo de hacer el rollertest que anda dando vueltas en facebook, y me reía de las mentiras que puse. Se siente seguro en sus rollers? O algo así, y yo respondo, sí claro. Por favor! Parezco un potrillo recién nacido arriba de mis rollers. Estoy buscando a la minita que patinaba como loca, y no la encuentro! Estoy buscando a la que no dormía porque perdía el tiempo, y creo que se mudó a la Antártida, porque por acá no está. Encima hay un clima de mierda, que garantiza que mis ocupaciones de este fin de semana van a ser indoor.........
Estoy en el horno, es una buena forma de describir mi estado. Hoy volví a insistir con operarme, y mi marido me sacó cagando... otra vez! Seguí así, que venis bien, me dijo. Es muy loco como cambia la percepción de la cosa que tiene el que atraviesa este mar de grasa, nadando en dulce de leche, y el que lo ve de afuera. Difícil. No voy a convencerlo, así que es mejor que me ponga a mover el culo. Tenía lista la página de un doctor que opera bariátricos y todo. Uffff. No va. Necesito un cambio, necesito un cambio ya.
Hoy en el almuerzo reflexionaba sobre el pucho, y quiero que sean testigos otra vez de una nueva promesa: me voy a despedir del cigarro este fin de semana. Fumaré lo que quiera, cuando quiera, sin culpa. El lunes, me va a encontrar sin puchos, sin encendedores, y sin humor, pero no voy a fumar más. Pensaba en esa gente que con la colilla de uno enciende el otro, y no quiero eso. No quiero gastar guita en perfumes y después tener olor a humo en el pelo y en la ropa. No quiero eso para mí. Así que allá vamos, a un fin de semana tipo Transpoiting, pero no interesa. El lunes, voy a ser una carmelita descalza, a dieta y sin humo. Lo voy a hacer, por mi, y por mis hijos no natos. Por la promesa que hice. Por mi buen nombre y porque sí, porque este pucho de mierda ya cumplió un ciclo. Que Dios nos asista!!!!