martes, 27 de mayo de 2014

Hoy estoy raro

Ya lo decía el cuarteto, hoy estoy raro y no entiendo porqué.... Un hambre tremenda, unas ganas locas de salir corriendo del laburo, una siesta larguísima, no cociné, un desastre total. Las cosas quedaron ordenaditas en mi escritorio, eso es verdad, pero igual, un clima raro. Me pesé, y todo mal, una caca. Estoy fumando un poco, no logro dejarlo, pero es bueno al menos que no tenga desesperación por fumar, y que no me caiga bien en algunos momentos este pucho de mierda.
Necesito un cambio en la dieta, debe ser eso. Tengo que volver al ritmo militar, porque si se frena el descenso estoy cagada. Estoy estancada, pero ojo, en mi loco ritmo ansiolítico donde las cosas tienen que ser ya, un nutricionista me recomendaría dejar las drogas, porque siendo martes y habiendo retomado ayer la conducta correcta, no puedo hablar de estancamiento. Pensé en hacer lo que hacen los supergordos antes de operarse, y intentar emular esa conducta que tienen luego de operados: tienen que masticar al menos 30 veces cada bocado, y antes de la operación se pasan 15 días al menos de dieta líquida. Quién me lo va a impedir? Se pegan unas bajadas de unos 8/10 kilos, cosa que me vendría muy bien en este momento. Porqué no voy a poder hacerlo? Bajaré a la mitad mi porción de pájaro de los mediodías. A ver si mañana de una puta vez me subo a la bici. Soy un saco lleno de promesas, que alguien abra la bolsa por Dios!