sábado, 24 de mayo de 2014

La incertidumbre

Miran, van, vienen. No saben si algo malo está pasando, o es parte de una nueva rutina de cuidado. Temen a la mano que les da de comer, porque está haciendo algo diferente. De repente, una red enorme los atrapa, los hace sentir indefensos, como si todo el amor que siempre tienen se hubiese esfumado de un plumazo. De repente, la vida es una mierda y no saben si aun así van a poder conservarla. Después de eso, una calma verde amarilla, y algo de comida en la superficie. Desconfían, se quedan quietos, quizá pensando que así, pueden evitar el destino. No se dan cuenta, en esos cerebros chiquitos que nunca van a entendernos por suerte y por desgracia, que esto es parte del cuidado. Solo voy a cambiarles el agua chicos, mami los ama como siempre!